Investigación internacional y colaborativa de académico IIPE recibe importante reconocimiento de la Unión Europea

El proyecto “Europe Engage” en el cual el académico Héctor Opazo, del Instituto Interdisciplinario en Pedagogía y Educación, lleva trabajando tres años, fue reconocido como proyecto exitoso (“success story”) por un panel de expertos de la Dirección General para la Educación, Juventud, Deporte y Cultura de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE) que decide las prioridades políticas y estratégicas de la UE.

El trabajo que el académico Opazo comenzó a desarrollar en España durante su tesis doctoral en la Universidad Autónoma de Madrid, se centró en reconocer el impacto del Aprendizaje-Servicio en la formación de maestros y maestras, el cual evidencio su influencia en la formación de estudiantes y la necesidad de incluir su práctica en las facultades españolas.

Desde esta experiencia, se unió como research manager en el proyecto “Europe Engage”, que mapea las prácticas de Aprendizaje-Servicio en 12 países, con diferentes culturas y territorios. La Universidad Católica Silva Henríquez también forma parte de esta investigación, a través del proyecto Fondecyt (N° 11170623) “Aprendizaje-Servicio en la Formación Inicial Docente: El propósito estudiantil para la mejora educativa y socia”, adjudicado por Héctor Opazo en 2018.

El premio entregado por la Comisión Europea reconoce la aproximación del creativa de la investigación y la contribución de sus resultados-impactos para el desarrollo de políticas, y será usado como ejemplo e inspiración de nuevos proyectos.

Experiencia en el Aprendizaje-Servicio

Este reconocimiento no fortuito, ya que el académico de la Facultad de Educación también ha desarrollado experiencia en el Aprendizaje-Servicio colaborando durante tres años en el proyecto “Como el Aprendizaje-Servicio influencia el propósito de los jóvenes en el mundo” (How Service-Learning Influences Youth Purpose Around the World”), dirigido por la Dra. Sean Moran de la Clark Univertity, Boston. 

“En ese marco, he desarrollado un programa de mi investigación que en Chile y en Madrid, respecto al ámbito del Aprendizaje-Servicio y el propósito de vida; y hemos recibido el apoyo de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile para realizar el primer estudio del campo en América Latina. Por su parte, el programa de becas para jóvenes investigadores del Banco Santander está apoyando la adaptación y desarrollo de técnicas de investigación para comprender el propósito de vida en Chile y España”, explica el académico Opazo.

Los resultados de su última investigación fueron publicados en la prestigiosa Journal of Moral Education, donde se aborda la detección de que el Aprendizaje-Servicio impacta en dimensiones del desarrollo de los propósitos y proyectos de vida de los y las futuros maestros españoles. Entendiendo el propósito de vida como una intención estable y generalizada para lograr algo que sea a la vez significativo en lo personal y con una consecuencia en el mundo.

“Dos hallazgos sorprendentes fueron que los propósitos de varios estudiantes se fortalecieron en el autocuidado/beneficio propio, y el cambio de sus propósitos se asoció con la mitigación de las emociones negativas del servicio, lo que podría verse como un mecanismo de autoprotección. Esto nos obliga a plantear que los maestros tienen un importante papel cultural al tender puentes entre generaciones, ya que transmiten e incrustan a la próxima generación las normas, valores y prácticas culturales solidarias y cooperativas, por lo que el uso del Aprendizaje-Servicio es fundamental”, asegura Héctor Opazo.